Teresa de Jesus Barrientos de Rivera

Teresa de Jesús Barrientos, conocida por todos como Niña Teresita, es un ejemplo de mujer salvadoreña, que posee muchos valores, principios y se ha esforzado por salir adelante. Ella comenzó a trabajar para Enlace en 1999, por medio de una persona conocida que le recomendó en ese momento. Ella ingresó para poder desempeñar las funciones de oficios varios a medio tiempo, en la agencia de Lourdes, pero comenta que, como un apoyo adicional, en sus tiempos libres, salía a promocionar los servicios que Enlace brindaba en ese momento. Además, recuerda con mucho agradado y nostalgia, que varias reuniones se organizaron en su casa, para poder hacer la conformación de grupos de clientes nuevos y algunas negociaciones, debido a la accesibilidad de la casa y la zona en la que vivía en ese momento. Ella quería seguir ayudando a muchas personas que tenían un negocio y que, por medio del acceso a crédito, podían hacer crecer esos negocios y mejorar la calidad de vida de sus familias.

"Lo que más me fascina de trabajar en Enlace, es poder atender a los clientes como ellos se merecen, dándoles un servicio de mucha calidad." Teresa de Jesus Barrientos de Rivera


Niña Teresita, comenta con mucho orgullo, que gracias al trabajo que ha desempeñado a lo largo de estos 20 años en Enlace, ha podido pagar su casa propia. Además, manifiesta que se siente muy agradecida por el apoyo que todo el personal y compañeros de trabajo le han brindado.

En la actualidad, ella es muy conocida y querida por todos los clientes de Lourdes y sus alrededores. Reconoce también que gracias al trabajo que ha realizado en Enlace, le ha permitido desarrollarse como persona, ha aprendido ciertas habilidades y conocimientos que no tenía, ha podido sacar adelante a su familia, ahora sus hijos ya son adultos y son personas productivas para la sociedad. Se siente muy orgullosa, afortunada y agradecida con Enlace por las puertas que se le abrieron al momento de ingresar a laborar en una institución.

La recomendación que ella le da a las nuevas generaciones, es que le echen ganas al trabajo, ya que el trabajo es una bendición y trabajar en Enlace, lo es aún más, nos menciona muy emotiva niña Teresita. Así mismo considera que esta institución es como una familia, en la cual han crecido y han vivido muchas cosas juntos. Le llena de mucha satisfacción y encontrarse en la calle a mucha gente que trabaja con Enlace, y que le cuentan como les ha ido con el negocio que emprendieron y como han logrado levantar su casita con el esfuerzo del trabajo y el apoyo que les brindó Enlace.